Amémonos sin miramientos

Amándonos sobre la alfombra,
como si fuera mágica y volara,
entre la mullida tela movediza
los cuerpos se confundían.

Ardiente movimiento sensual
de piel a piel, vellos púbicos
que se encuentran en el sexo
más ardiente, pegajoso y sutil.

El fuego del hogar nos ilumina,
amarillenta llama atornasolada
que quema con las llamaradas
en nuestros poros dilatados.

Anochece, tus manos me llenan
de caricias abiertas que se pierden
en todo mi cuerpo arrebatado
y siento tu amor en cada acto.

No te transformes con el tiempo,
sigue amándome así con ímpetu,
con voraz deseo y sentimiento
que yo te amo así, sin miramientos.

Por Silvia Torres
Derechos reservados
Argentina

1 thought on “Amémonos sin miramientos

Deja tu comentario