Burbujas

Me despierto con la sorpresa
de esta realidad insulsa.

La existencia de un mundo que no encaja,
cada amanecer es una desventaja
donde se transforma en una paradoja
de risa y congoja.

Mi alma se aturde ante tanta arrogancia
de los recuerdos sin substancia,
profundizando y observando la esencia
para entender la iniquidad de la conciencia,
almas que huyen de la presencia
del regalo más grande otorgado a la existencia.

Mezquindad del no querer otorgar
corazón, alma y vida para amar
tanto temor hay al dolor,
para no valorar
todo lo brindado
al no querer acariciar
las mieles del corazón
que solo pretende entregar
lo grandioso del amor.

Todos vivimos en mundos
tan distantes he impenetrados
con el pesar de no estar hermanados
por los diferentes tipos de amores otorgados,
nos vamos acercando a los odios infundados
de corazones desterrados.

Regalo no apreciado en su inmensidad
negado ante toda la humanidad
estamos obligados a continuar en esta eternidad,
desafiando al tiempo por la insensibilidad
de caricias reprimidas que traen soledad
¡No me dejes en esta realidad!.

Deja tu comentario