Corcel entre Las Sombras

He pasado muchas noches
observando la luna y al cielo azul y adivino,
ansío tu venir, ya son muchas noches
en las que me he quedado así contemplando
si es la estrella la más grande y brillante del firmamento
que me pueda dar esa señal de ti
y que se produzca nuestro ansiado encuentro.

Cuando digo que puedo estar sin ti
que otras cosas me pueden llenar
a mi misma me miento, pues no es así
en los sueños que tengo por las noches
sólo me queda decir que me abraces cuando te sueño
porque te sueño galopando en un hermoso corcel
entre las sombras, con la angustia de llegar hasta mi.

Me da miedo la noche oscura, ese eco de tinieblas
y mis suspiros brotan ante un grito dentro de mi boca
saliendo un… te amo..

La humedad de la brisa me moja
surge como agua viva desfallecida
ahogando mis palabras y mis pensamientos
haciéndome olvidar tantas cosas
y anhelando escapar de la prisión de mi propio yo
y de la embriaguez de este amor
que carcome poco a poco toda mi alma

Y me da miedo la noche
porque a lo lejos mis ojos vislumbran tu silueta
en ese corcel con tu cuerpo rozando las nubes
y un escalofrío sintiendo mi cuerpo
que nace en mi piel y en todo mi pensamiento.

Así, dormida y en sueños profundos
descalza en este piso rasposo y oscuro
que me inyecta tu presencia
y ya cuando despierte de mi sueño
voy a verte, voy hacerte feliz y más voy amarte
y cuando mi cuerpo te absorba
van a brillar mucho más las estrellas
y la luna será la música que nos cante
entre una lluvia que ya no parará
y el canto de unos pájaros nos arrullarán
y este miedo de mi por fin se irá.

Por Consuelo Camorlinga
Derechos Reservados
México

Deja tu comentario