Elegía

A mi tito Paco, in memoriam.

Eras todo un caballero.

Príncipe de las sonrisas, de todas las cosas sencillas.

Y así te recuerdo….

Asomado a una ventana en la casa de la abuela, o mirándonos de reojo con tu bigote ceniciento.

Así te recuerdo, niño grande, ruiseñor de los tímidos gorjeos un dulce día de primavera, asomado a la ventana en casa de la abuela, mientras tu hijo y un servidor cortaban rosas en plena adolescencia.

Parece mentira que te hayas ido, parece mentira que ni tú ni la abuela puedan asomarse más a la ventana para contemplar los juegos simulados de tu hijo y tu sobrino.

Estarás mirando por entre los ventanales del cielo nuestros juegos adultos, y te preguntarás en tu reino:

¿qué será de mis rosas allá en la tierra?

Por Antonio González
Derechos Reservados
España

2 thoughts on “Elegía

Deja tu comentario