Fuente de mis deseos

La acústica de tu silencio
se repite en la soledad,
mis celos se han perdido
en medio de lo evidente.

Mi espíritu te extrañó;
anoche cuando dormía
fabricándome quimeras
que arrullé en mi corazón.

Virgen, esquiva compañera,
eres el delirio de mi alma,
manantial de mis deseos
que apacigua mi pasión.

Inextinguible aljaba negra
es el tesoro de tus secretos
que ocultó entre tus muslos
estimulan la provocación.

Por:


Freddy Juan Arce Acevedo
Derechos reservados
Chile

Deja tu comentario