La Senda

Sigo la senda que esta marcada para mi,
se ve larga y llena de espinas,
por ella he de transitar aunque duela,
más avanzo y mas angosta se vuelve,
más intransitable, y a la ves misteriosa.

Y me pregunto, ¿ que hacer ?,
volver atrás ya no puedo,
ya recorrí mas de la mitad de ella,
debo continuar aunque mis pies
se llenen de llagas, al igual que mis manos.

Solo sigo la senda que me lleva al final,
ya no tengo nada, me quede sin amor,
sin ternura, cariño y sin alma,
ya alcanzo a ver el fin del camino,
ya queda muy poco para llegar.

Y allí … allí estarás esperándome,
para ayudarme a cruzar
esas aguas que me separan
de la VIDA y la MUERTE …

Rubyt Villarreal
Derechos Reservados
Argentina

Deja tu comentario