Mar de Dudas

La mirada se pierde en el vértigo
de los ojos que enceguecidos celan
efigies que se agolpan en su mente
zumbando como abejas alteradas.

Las pupilas se quiebran dolidas
en el silencio del consuelo perdido
en los ardides que afligen el alma
con las imágenes de su ofuscación.

Cruzan en el aire nostálgicas
nubes de razones emigrando
en un concierto de sospechas
que van drogando su corazón.

Desgajo del anhelo prestado
confianza que se va ahogando
en olas de dudas que golpean
inmisericordes la esperanza.

Por:


Freddy Juan Arce Acevedo
Derechos reservados
Chile

Deja tu comentario