Perdido de tu amor

La primavera llegó a mis días
cuando el sol ya se escondía
entre las sombras relucientes
que me envolvían en tu amor.

Quiso el silencio eternizarse
en la ausencia del sonido
que seducían aquel sigilo
con el susurro del viento.

La noche llegó a mi vida
cuando la luna obscurecía
en el vacío de una ilusión
que acechaba mis sueños.

Vacío de tu compañía
me quedé en la tristeza
de haberte extraviado
en los llantos de mi dolor.

Por:


Freddy Juan Arce Acevedo
Derechos reservados
Chile

Deja tu comentario