Regalo

Te entrego todo mi ser con humildad
para que mi corazón sienta la inmensidad
del amor otorgado a la humanidad
no me desampares por piedad.

Que difícil es tener este amor
resguardándose del dolor,
recelo de no ser acogido con honor
infiltrándose en las marcas del temor.

Amores que vagan por el mundo
escondiéndose en lo más profundo
evitando lo inmundo.

Venturosa aquella alma
que transita por la vida con toda calma

Soñando, apreciando, entregando
sin temor al dolor del regalo anhelado
obsequio frágil de ser resguardado.

Desdichado el que no lo sabe apreciar
seres que dan la vida por amar
persiguiendo un ideal,
saturados de nostalgia
viendo el tiempo pasar.

Sentimiento dando he insospechado
causante de sorpresa otorgado,
privilegiado aquel quien se lo haya apropiado.

Protegido en el ínfimo átomo de la vida
embriaguez y locura apetecida.

Deja tu comentario