Tus Versos

Me dijiste
entre versos apócrifos
que era nuestro el cielo
que era nuestra la tierra
que era todo para nosotros.

No pensaste en que las cosas,
sencillamente, no tienen dueño.
Que son nuestras solo
en el preciso momento
en que las soñamos.
Y después, al viento.

No es nuestra la tierra.
Ni es nuestro el cielo.
Despierta, mi amor, despierta
que soy sabedor del sueño
que soñaste aquesta noche
en que te amé primero
y después, con voz quebrada,
me prometiste tus versos.

Por Antonio González
Derechos Reservados
España

Deja tu comentario